Bacteria magnetotáctica y su capacidad para sobrevivir en elementos radioactivos y degradar PFAS tóxicos: un avance en la química del metabolismo y el magnetismo de los alcalinotérreos y lantánidos.

Bacteria magnetotáctica y su capacidad para sobrevivir en elementos radioactivos y degradar PFAS tóxicos: un avance en la química del metabolismo y el magnetismo de los alcalinotérreos y lantánidos.

Bacteria magnetotáctica y su capacidad para sobrevivir en elementos radioactivos y degradar PFAS tóxicos: un avance en la química del metabolismo y el magnetismo de los alcalinotérreos y lantánidos

Un equipo de investigadores de la Universidad de California, Berkeley, ha descubierto que las bacterias magnetotácticas tienen la capacidad de sobrevivir en ambientes altamente radioactivos y degradar los compuestos perfluoroalquilos y polifluoroalquilos (PFAS), también conocidos como “sustancias químicas para siempre”.

Las bacterias magnetotácticas son un tipo de bacteria que tienen la capacidad de producir cristales magnéticos dentro de sus células, lo que les permite orientarse y moverse en respuesta a los campos magnéticos. Estas bacterias se encuentran comúnmente en ambientes acuáticos, como lagos y océanos.

El equipo de investigación descubrió que las bacterias magnetotácticas pueden sobrevivir en ambientes altamente radioactivos, como los que se encuentran en las minas de uranio, gracias a su capacidad para producir cristales magnéticos que les permiten orientarse y moverse lejos de las áreas más contaminadas.

Además, los investigadores descubrieron que estas bacterias también tienen la capacidad de degradar los compuestos PFAS tóxicos, que son ampliamente utilizados en la industria y se han encontrado en niveles preocupantes en el agua potable y el medio ambiente.

Este descubrimiento es un avance importante en la comprensión de la química del metabolismo y el magnetismo de los alcalinotérreos y lantánidos, y podría tener implicaciones importantes para la limpieza de sitios contaminados con PFAS y otros compuestos tóxicos.

Los investigadores planean continuar estudiando las bacterias magnetotácticas y su capacidad para sobrevivir en ambientes extremos y degradar compuestos tóxicos, con la esperanza de encontrar nuevas formas de remediar la contaminación ambiental y mejorar la salud pública.

Publicaciones Similares